Artículos

Tiberio, Museos Vaticanos

Tiberio, Museos Vaticanos



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Tiberio

Tiberio César Augusto (/ t aɪ ˈ b ɪər i ə s / ty- CERVEZA -ee-əs 16 de noviembre de 42 a. C. - 16 de marzo de 37 d. C.) fue el segundo emperador romano, que reinó del 14 al 37 d. C. Sucedió a su padrastro, Augusto.

Tiberio fue uno de los generales más importantes de Roma: sus conquistas de Panonia, Dalmacia, Raetia y (temporalmente) partes de Germania sentaron las bases de la frontera norte. Aun así, llegó a ser recordado como un gobernante oscuro, solitario y sombrío que nunca deseó realmente ser el emperador Plinio el Viejo y lo llamó "el más sombrío de los hombres". [1]

Después de la muerte de su hijo Druso Julio César en el año 23 d. C., Tiberio se volvió más solitario y distante. Durante el reinado de Tiberio, los judíos se habían vuelto más prominentes en Roma, y ​​los seguidores judíos y gentiles de Jesucristo comenzaron a hacer proselitismo con los ciudadanos romanos, lo que aumentó los resentimientos que habían estado latentes durante mucho tiempo. En el año 26 d. C. se retiró de Roma y dejó la administración en gran parte en manos de sus inescrupulosos prefectos pretorianos Sejanus y Naevius Sutorius Macro. Cuando Tiberio murió, fue sucedido por su sobrino nieto y nieto adoptivo, Calígula. [2]


Sperlonga: una odisea de belleza entre el mar y la historia

Estimados lectores de Italia Living, me gustaría contarles acerca de un lugar en el mar italiano al que solía ir durante el verano cuando era niño. Más allá de los lazos emocionales entre mí y este pequeño pueblo marino, la razón por la que elegí escribirte un artículo al respecto es porque Sperlonga es uno de los sitios arqueológicos más bellos de Italia. Con su legendario origen griego, se encuentra en medio de la costa de la Tierra de Eneas y Ulises, y justo a medio camino entre Roma y Nápoles en un tramo espectacular del Mar Tirreno del Sur.

La peculiaridad de Sperlonga también depende de muchas grutas naturales ubicadas a lo largo de la costa. De hecho el nombre italiano Sperlonga, deriva del latín “speluncae”, que significa cueva.

Durante el imperio romano, se construyeron muchas villas en Sperlonga, pero la más famosa es la villa de verano imperial construida por el emperador Tiberio. La cueva en sí, la Gruta de Tiberio, tenía numerosas esculturas inspiradas en la Odisea. Esta cueva fue utilizada como comedor por el Emperador. Actualmente, las ruinas de la Villa de Tiberius están conectadas con el Museo Arqueológico Nacional de Sperlonga. En este museo se guardan esculturas de la Gruta de Tiberio: esta colección incluye los famosos grupos de mármol que representan cuatro episodios de la Odisea: el asalto de Escila al barco de Ulises, el cegamiento del Cíclope Polifemo, la violación de Palladio y Ulises que levanta el cadáver de Aquiles. Los investigadores creen que todos los grupos son obra de tres famosos escultores rodianos, Atenodoro, Agesander y Polidero, que también esculpieron el famoso Laocoonte celebrado hoy en el Museo Vaticano, que Tiberio encargó para decorar la cueva.

El emperador Tiberio está vinculado a varias cuevas. También se mudó a Capri, donde construyó otra villa (en realidad, un complejo de villas). La cueva más famosa de Capri es la Gruta Azul, o La Grotta Azzurra, que es, como Sperlonga, una caverna en la línea de flotación.

Las aguas de Sperlonga son regularmente galardonadas con la prestigiosa calificación ambiental, "La bandera azul europea", por su hermoso mar limpio con su tono particular, que mezcla el azul del cielo y los reflejos verde cristalino de las colinas circundantes. Las casas de Sperlonga son de estilo típico mediterráneo encaladas, muchas de las cuales tienen una vista increíble desde sus antiguos balcones y espectaculares azoteas. Cada calle tiene una sorpresa que ofrecer. Las casas encaladas se agrupan en un promontorio empinado, y las escaleras en forma de madriguera te llevan a terrazas inesperadas sobre el mar. El casco antiguo es compacto y encantador, y es un placer explorarlo.

Te sugiero que pases una noche de sueño en el Grand Hotel Le Rocce , a sólo 10 minutos en coche de Sperlonga. Grand Hotel Le Rocce

Sperlonga también es un buen punto de partida para visitar algunos de los lugares más prestigiosos de Italia, como Pompeya y Ercolano, “La Reggia di Caserta“, Abadía de Monte Cassino, y las hermosas islas como Capri, Ischia, Ponza y Ventoteno.

Seguro que en Sperlonga puedes probar muchos platos típicos del mar, pero lo que realmente no querrás perderte es probar la auténtica mozzarella di bufala. Cuando quieras comer el de verdad, siempre debes preguntar sobre "bufala campana Dop”. Las mejores fábricas de queso italiano se encuentran en la región de Campania, y una de las diez mejores mozzarella italiana de bufala es Casearia Casabianca en Fondi, a pocos kilómetros de Sperlonga.

Si desea pasar unos días relajándose junto al mar en la zona costera entre Roma y Nápoles, Sperlonga es sin duda una base atractiva.

Por Eleonora Sepe

Cada lugar italiano esconde un secreto listo para ser descubierto, y Eleonora comparte algunos de los de Italia Living.


Los Despachos Globales

Tiberio, el emperador reacio que gobernó el Imperio Romano desde el 14 d. C. hasta el 37 d. C., hizo su residencia de verano en Sperlonga, al sur de Roma. Los arqueólogos han encontrado una serie de esculturas en la gruta de la villa que revelan el gusto por el arte helénico y las aventuras del héroe homérico Odiseo.

Sperlonga está a solo unos cientos de kilómetros al sur de Roma, entre las localidades de Gaeta y Terracina. El emperador Tiberio eligió este lugar para su residencia de verano: un hermoso entorno natural junto al mar. Se han encontrado signos de vida humana que datan del Paleolítico Superior y, según la tradición, este es el sitio donde se construyó Amyclae, la mítica ciudad de los espartanos. Hoy, los únicos restos visibles de la villa imperial son unas pocas habitaciones que rodean un patio, un horno de pan y un horno. Tiberio comenzó su reinado como un líder bastante impopular y amargo que era respetado pero generalmente no gustaba por su "arrogancia y apariencia inescrutable" según el historiador romano, Tácito. Tenía la reputación de ser un gobernante oscuro, solitario y sombrío que nunca tuvo ningún deseo de ser emperador. Plinio el Viejo lo llamó tristissimus hominum, (el más sombrío de los hombres). Adoptado por el emperador Augusto, se sugirió sin caridad en ese momento que el gesto de Augusto sirvió simplemente para dar mayor dignidad y resonancia a su propio reinado al seguirlo con el de Tiberio & # 8211, que seguramente sería un desastre en comparación. El primer reinado de Tiberio se caracterizó por una cierta timidez de su parte, esperando que el Senado dirigiera el país sin que él tuviera que interferir continuamente. Quería aparecer como un servidor del estado y no como un emperador. Su renuencia a participar simplemente provocó confusión y mala comunicación entre él y el Senado.

Un buen camino en su reinado, Tiberio abandonó Roma, (algunos dicen eludiendo sus responsabilidades imperiales), poco después de perder a sus dos hijos, Druso y Germaniscus y nunca regresó, estableciendo su hogar en su ahora famosa villa en Capri. Curiosamente, cuando era joven también se había retirado de la vida y se había ido a Rodas a vivir como un recluso; estaba claro que no era de los que estaban a favor de la compañía humana.

La villa de Sperlonga había pertenecido a la familia de Tiberius durante varias generaciones: pertenecía a Marcus Aufidius (o Alfidius) Lurco, el abuelo de Livia, la madre del emperador que era originaria de la cercana ciudad de Fondi. Hay evidencia directa del antiguo historiador romano Suetonio de un accidente casi fatal en la gruta de la villa, aunque el autor parece confundir a Sperlonga con la cercana ciudad de Terracina:

“Pero después de ser privado de sus dos hijos, Germánico había muerto en Siria y Druso en Roma, se retiró a Campania, y casi todos creyeron firmemente y declararon abiertamente que nunca volvería, pero que pronto moriría allí. Y ambas predicciones se cumplieron casi por completo porque no regresó de nuevo a Roma, y ​​unos días después sucedió que mientras cenaba cerca de Tarracina en una villa llamada la Gruta, muchas rocas enormes cayeron del techo y aplastaron a varios de los invitados y sirvientes, mientras que el propio emperador tenía una vía de escape por los pelos ”.

Hay una historia interesante de que cuando las rocas de la parte superior de la gruta (no el techo como sugiere Seutonio) cayeron sobre los invitados, Tiberio fue salvado por Sejano, quien cubrió el cuerpo del Emperador con el suyo, mientras que otros simplemente corrieron por sus vidas. . Sejanus fue recompensado por su lealtad: finalmente se convirtió en el jefe de la Guardia Pretoriana y se le ofrecieron muchos honores y favores. Terminó incluso soñando con suceder al Emperador, quien lo hizo matar por su presunción.

La segunda parte de la vida del Emperador, después de abandonar Roma, estuvo marcada por la degeneración física y moral. Se dijo que nunca se recuperó de la muerte de su hijo Druso, lo que lo precipitó en una depresión. Fue superado por una grave enfermedad que provocó la aparición de furúnculos feos y fétidos en su cuerpo (algunos dicen como resultado de un lento veneno administrado por Calígula) y cuando en Capri, lejos de miradas indiscretas, dio paso a la degeneración sexual. Una vez más según Suetonio:

Adquirió una reputación de depravaciones aún más graves que uno difícilmente puede soportar contar o que le digan, y mucho menos creer. Por ejemplo, entrenó a los niños pequeños (a los que llamó tiddlers) para que se arrastraran entre sus muslos cuando iba a nadar y se burlaran de él con sus lamidas y mordiscos & # 8230.(y se pone peor). Y por si fuera poco: Luego, en los bosques y arboledas de Capri, dispuso una serie de rincones de venery donde los niños y las niñas se levantaban mientras Pans y las ninfas solicitaban glorietas y grutas exteriores: la gente llamaba abiertamente a esto & # 8220 la vieja cabra & # 8217s jardín, & # 8221 juego de palabras en la isla & # 8217s name ”.

Suetonio estaba demasiado obsesionado con los aspectos sexuales de la degeneración de Tiberio, de la misma manera que las críticas de Tácito eran específicamente antiimperiales, ya que todavía sentía nostalgia por la Roma republicana. Ambos historiadores deben leerse con cautela.

Tiberius también se ganó la reputación de ser sanguinario, mezquino y sujeto a episodios de paranoia. Tanto es así que tras su muerte hubo un regocijo general, con multitudes que gritaban "¡Tiberio al Tíber!" (un destino normalmente reservado para los delincuentes). De hecho, la historia cuenta que parecía haber muerto provocando un alivio general y un regocijo, pero luego volvió a la vida y pidió algo de comer. El ingenioso jefe de la guardia pretoriana, Macro, tomó rápidamente una manta o almohada y asfixió al viejo emperador para acabar con él.

Demasiado para la historia personal de Tiberius. Echemos ahora un vistazo a la propia residencia de verano y, en particular, a la gruta adyacente. El nombre real de Sperlonga, deriva del latín Spelunca que significa caverna, y se refiere a la gruta natural ubicada a pocos metros del mar. Sin cambios sustanciales por parte del Emperador, la estructura de la gruta solo fue embellecida por la adición de bancos a lo largo de las paredes, y mascheroni (máscaras grotescas) que servían de portalámparas para la iluminación de la cueva. En el centro de la gruta se excavó una piscina circular (de 21,90 m de diámetro) que presentaba una escultura de Escila montada sobre una base cuadrada en el centro. Esta piscina se amplió luego 30 m hacia el noroeste (y el mar) en forma rectangular.

Estos estanques estaban divididos por dos plataformas sobre las que se encontraban dos estatuas: el "Robo del Paladio" y el Pasquino (llamado así porque es otra copia de la estatua griega original que fue el modelo del famoso Pasquino cerca de la Piazza Navona de Roma). Todo el esquema iconográfico de la villa, y en particular el de la gruta, está vinculado al mito de Ulises. En la gruta se han identificado artefactos que representan eventos desde antes de la Guerra de Troya hasta las aventuras del νόστος (el viaje de regreso desde Troya) del héroe de Homero, Odiseo.

Vista exterior de la gruta de Tiberio

Vista interior de la gruta de Tiberio

Plano de la gruta con los sitios de los distintos grupos escultóricos

Dentro de la gruta se encontraba la obra maestra escultórica de la época, el grupo Polifemo, una obra reconocida tanto por su sofisticación como por su tamaño. Actualmente se encuentra en el Museo Archeologico di Sperlonga donde se puede admirar en todo su esplendor, gracias a una reconstrucción a tamaño real en yeso y resina.

La escena es la del famoso cegamiento de Polifemo por Ulises. Se representa al cíclope recostado sobre una roca, muerto de borrachera y completamente a merced de sus adversarios, que sin embargo se mueven a su alrededor con cautela. Ulises, identificable por su característica sombrerillo (gorro puntiagudo), guía el ataque con feroz concentración. Es él quien trepa hacia la enorme cabeza del cíclope para asegurarse de que la estaca incandescente entre directamente en el único ojo del monstruo. Dos de sus compañeros ayudan a soportar el peso de la larga estaca, mientras que el tercero parece alejarse del gigante, sosteniendo un odre en una mano y levantando el otro brazo como para protegerse.

Reconstrucción en yeso del grupo estatuario Polifemo, Museo Archeologico di Sperlonga.

Esta escultura ha sido objeto de una interminable discusión erudita, sin embargo, los últimos estudios tienden a identificarla como una copia en mármol de un grupo de estatuas de bronce de la época de Tiberio. Los escultores aparentemente optaron por una versión simbólica / condensada del cuento, ya que Ulises estaba acompañado por un número mucho mayor de compañeros aventureros según el libro IX de la Odisea. La posición original del grupo estatuario sigue siendo objeto de controversia: incluso expertos altamente calificados como Coarelli, Hampe y Andreae, solo por citar los más conocidos, han argumentado a favor y en contra de una variedad de posibles colocaciones, cambiando de opinión varias veces. . No los aburriré con todos los debates sobre el tema, pero personalmente estoy de acuerdo con la tesis más reciente de Bernard Andreae (basada en indicaciones de la arqueóloga italiana Salza Prina Ricotti) que ubica al grupo Polifemo en la entrada de la sección sur de la gruta.

Ubicación hipotética de los distintos grupos estatuarios dentro de la gruta según Salza Prina Ricotti A) Pasquino, B) Scylla, C) Polifemo, D) Robo del paladio, E) Ganímedes

Recientemente, se ha comprobado que el Polifemo expuesto en el museo no es una reconstrucción completamente fiel del original: ¡faltan tres detalles! El primero se refiere a la posición de la mano y el brazo que se encuentran sobre las caderas del cíclope; en cambio, la mano debe estar suspendida en el aire como si descendiera para descansar sobre el estómago. La cabeza debe inclinarse más hacia atrás y el brazo izquierdo debe colgar más cerca del cuerpo. En otras palabras, el cíclope del original no estaba ya dormido, sino que fue inmortalizado en el acto de quedarse dormido.

La reconstrucción de la estatua de Polifemo actualmente expuesta en el Museo Archeologico di Sperlonga.

Reconstrucción hipotética de la estatua de Polifemo

El cegamiento de Polifemo fue un tema recurrente utilizado en la decoración de grutas y ninfeos; se hizo tan popular que ninguna residencia aristocrática podría carecer de uno. Aparte de la estatua en la gruta de Sperlonga, otros ejemplos famosos se pueden encontrar en el ninfeo hundido de Punta Epitaffio bajo el mar en Baia, cerca de Nápoles, en el antro ciclopis de la Domus Aurea en Roma y en la Villa de Adriano en Tivoli. La gran novedad de la gruta de Sperlonga, que luego fue imitada en todas las villas imperiales posteriores, fue la adopción de grupos estatuarios copiados de originales helénicos. Estas estatuas de inspiración helénica ya no representaban simplemente un evento preciso, sino un continuo temporal donde el pasado, el presente y el futuro estaban sutilmente vinculados. En el grupo Sperlonga Polyphemus, la atmósfera está cargada de tensión, expresada por la postura dinámica de los protagonistas que a su vez evoca sus primeras aventuras homéricas. Al mismo tiempo, nuestra atención se centra en la acción dramática que están a punto de emprender.

Los detalles anatómicos y musculares están finamente dibujados y con precisión, y aunque las cabezas se han perdido, gracias a las comparaciones realizadas con el grupo Polifemo en la Villa de Adriano, sabemos que los protagonistas eran hombres maduros, sus caras desgastadas enmarcadas por mechones desordenados y barbas descuidadas. . Con el cuello violentamente torcido y los ojos hundidos en el cráneo, las bocas entreabiertas expresan todo su sufrimiento y terror.

La figura de Ulises se destaca del resto del grupo: la notable calidad recuerda la del friso del altar de Pérgamo. Con el ceño fruncido, los ojos hundidos y la boca entreabierta, sus cabellos rebeldes y su barba salvaje en perfecto contraste con su suave sombrerillo, esta estatua es una de las más altas expresiones del arte helénico medio / tardío y la estatua por excelencia de Ulises.

La cabeza de Ulises en el Museo Archeologico Nazionale di Sperlonga

——————————————————————————————————————————————————–
Ludovico Pisani es un arqueólogo que actualmente estudia en la Universidad de Roma. Ha trabajado en diversas excavaciones arqueológicas: la de Lucus Feroniae (Capena), Tor Vergata (Roma), Pyrgi (Santa Severa) y Gabii (Roma). También ha trabajado con el Departamento de Arqueología del Estado en el sur de Etruria y Roma. Actualmente trabaja con el Museo del Vaticano.


Subastas de Tiberius

Avance:
Debido a Covid-19, no es posible obtener una vista previa.

Esta finca extraordinaria fue recogido por un Conocedor vienés en el transcurso de su vida. En parte con calidad de museo, le esperan obras de arte seleccionadas y antigüedades de seis siglos de historia del arte. Las obras maestras de la colección son las Madonna de alabastro sentada, que se puede atribuir al taller del escultor flamenco Gil de Siloe, 1440-1501, o al Tondo florentino hacia 1440, también con una representación de la Virgen. Además de pinturas y esculturas de artistas nacionales e internacionales, el Art Nouveau y Art Deco también están representados de manera destacada. A caja de muelle de plata , probablemente basado en un diseño de Josef Hoffmann, 1870-1956. Un maravilloso putto de Michael Powolny, 1871-1954 y un jarra de plata de la escuela de Dagobert Peche, 1887-1923.


La antigua casa de Tiberio

los Domus Tiberiana fue el primero de los palacios imperiales para ser diseñado de una manera tan orgánica y el primero en aparecer en el Monte Palatino. Los recorridos por Roma siguiendo los pasos de los emperadores romanos siempre han incluido este interesante y antiguo edificio.

Fue erigido detrás del Templo de Magna Mater, en la ladera occidental de la colina que domina el Foro Romano. La estructura fue excavada solo muy parcialmente, ya que desde el siglo XVI, el área donde permaneció, fue ocupada por el Jardines Farnese.

Todavía visible en el lado sur del complejo hay una serie de habitaciones de planta rectangular, hechas de ladrillo y cubiertas con bóveda de cañón, tal vez ordenadas por Nerón. En esta zona de las bóvedas se conservaban restos de pintura decoración con escenas figurativas insertado en secciones que pueden fecharse en el siglo III después de Cristo. En este lado del edificio, en el sur, encontramos una tina de forma ovalada con escalones, donde reconocemos posiblemente una piscifactoría.

El lado este consta de una larga cryptoporticus donde todavía admiramos pinturas y mosaicos de suelos. En su extremo norte, se bifurca en una división hacia el lado oeste, luego construida para conectar todo el edificio a la Casa de Augusto.

El lado norte de la Casa de Tiberio domina el foro Romano y es el más conservado. Consta de dos grupos de habitaciones con diferente orientación, que se disponen a lo largo de un camino antiguo, el Clivus Victoriae.

El área más al este, que tiene habitaciones orientadas como el resto del edificio, se debe a una reconstrucción de Domiciano después de la devastación del palacio desde las secuelas del incendio del 64 y 80 d.C. Junto a esta sección hay otros espacios, más allá del Clivus Victoriae, atribuido a Adriano.

En la segunda mitad del siglo XIX, la parte central del edificio fue excavada y luego cubierta nuevamente: se encontró un peristilo de vastas dimensiones, donde algunas habitaciones se abren y están conectadas por dos pasillos al lado este de la cryptoporticus.


Augusto, emperador

Estatua de mármol de Augusto, que se cree que fue encargada en el 15 d.C., ahora se encuentra en los Museos y Galerías del Vaticano, Italia ©

Durante su gobierno de 40 años, Octavio estableció la estructura política que sería la base del gobierno imperial romano durante los siguientes cuatro siglos.

Algunos elementos del antiguo sistema republicano, como las magistraturas, sobrevivieron al menos de nombre. Pero estaban en el regalo del emperador ( princeps en latín).

También controló directamente la mayoría de las provincias del mundo romano a través de sus subordinados, y nacionalizó el ejército para hacerlo leal al estado y al emperador solo. Ya no sería posible que generales, como Pompeyo o César, entraran en la contienda política con sus tropas detrás de ellos.

Como muchos autócratas desde entonces, Augusto invirtió mucho en remodelar la ciudad de Roma.

Hubo una gran cantidad de giro inteligente aquí. los princeps se renombró a sí mismo, deshaciéndose del nombre 'Octavio' y las asociaciones pasadas de la guerra civil, y en su lugar se llamó a sí mismo 'Augusto', un nombre inventado que significaba algo así como 'bendecido por los dioses'.

No menos importante, como muchos autócratas desde entonces, invirtió fuertemente en remodelar la ciudad de Roma con proyectos de construcción masivos que anunciaban su gobierno, mientras los poetas cantaban las alabanzas de él y la nueva Roma. No escatimó esfuerzos para promover a su familia como una futura dinastía imperial.

Augustus era astuto y afortunado. Cuando murió en el 14 d.C., con más de 70 años, fue sucedido por su hijastro, Tiberio. Para entonces, la idea de la "república libre" era solo la romántica quimera de algunos nostálgicos.


(izquierda) Arcos triunfales de Acqua Claudia que más tarde se convirtió en Porta Maggiore vista desde Roma (derecha) detalle de una semicolumna: su diseño es típico de la época de Claudio

Claudio hizo todo lo posible por mejorar las condiciones de vida de los romanos. Sabía que Roma necesitaba una estructura logística bien organizada para llevar y distribuir de manera ordenada la gran cantidad de productos que necesita su población. Durante una escasez de suministros, había experimentado personalmente la furia de una multitud hambrienta.
Por lo tanto, otorgó subsidios a los comerciantes que enviaban granos y aceite a Roma durante la temporada de invierno, cuando el riesgo de naufragio era alto. Proporcionó a Roma un segundo puerto en Oporto y construyó Porticus Minuciae, una especie de oficina central que se encargaba de la administración y distribución de trigo a las clases bajas.
También le preocupaba que los romanos se quedaran sin agua potable, por lo que construyó dos acueductos que trajeron agua adicional a Roma desde las montañas cercanas a Subiaco. Celebró su finalización erigiendo arcos monumentales donde los acueductos (unidos) cruzaban Via Labicana (hoy Casilina) y Via Prenestina.

El nuevo emperador era un joven de diecisiete años y en sus primeros años de gobierno buscó el consejo de Lucius Anneus Séneca, un filósofo que había presidido su educación. Séneca recomendó al nuevo emperador que siguiera el ideal rex iustus (rey justo) patrón de gobierno que había descrito en sus obras.
Su madre, Agrippina, trató de ejercer sobre su hijo pequeño la influencia que tenía sobre su viejo marido, pero a lo largo de los años, Nerón se volvió menos inclinado a aceptar su interferencia en los asuntos estatales. En el 59, Nerón ordenó el asesinato de Agrippina, de quien sospechaba que estaba conspirando contra él.
En el 62, Ofonio Tigellinus se ganó la confianza de Nerón y, como comandante de los pretorianos, se convirtió en su principal asesor, expulsando a Séneca de este papel. El comportamiento de Nerón se convirtió cada vez más en el de un monarca absoluto: esto, junto con sus decisiones en materia fiscal, provocó una creciente insatisfacción en algunos sectores de la sociedad romana y en las provincias occidentales del Imperio, que resentían los favores y exenciones de Nerón. concedida a las provincias orientales.
En el 65, un gran incendio destruyó gran parte de Roma. Nerón se encontraba en su villa de Anzio. Inmediatamente regresó a Roma para hacer frente a los efectos del desastre. Los numerosos edificios públicos de Campo Marzio que no habían sido afectados por el incendio se utilizaron temporalmente para refugiar a las personas sin hogar y, en general, las decisiones que tomó Nero durante esta emergencia fueron efectivas. También emitió nuevas regulaciones para establecer distancias mínimas entre edificios y limitar el uso de madera como material de construcción. Los relatos tradicionales de que él ordenó el fuego, que vio cómo se extendía desde lo alto del Esquilino, que cantó mientras Roma ardía y que ordenó una persecución de los cristianos acusados ​​de haber provocado el incendio son probablemente un leyenda difamatoria.
Ese mismo año Nerón, al descubrir un complot en su contra, condenó a muerte a un gran número de quienes lo habían asesorado y asistido en sus primeros años en el poder, entre ellos Séneca, que se suicidó cortándose las venas (y colocando sus pies en una palangana de agua caliente para acelerar su muerte).


Categorías

Trayendo más creatividad al mundo.

Nosotros y nuestros socios almacenamos y / o accedemos a información en un dispositivo, como cookies y procesamos datos personales, como identificadores únicos e información estándar enviada por un dispositivo para anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y contenido, y estadísticas de audiencia, también. como para desarrollar y mejorar productos.

Con su permiso, nosotros y nuestros socios podemos utilizar datos de geolocalización e identificación precisos a través del escaneo del dispositivo. Puede hacer clic para dar su consentimiento a nuestro procesamiento y al de nuestros socios como se describe anteriormente. Alternativamente, puede acceder a información más detallada y cambiar sus preferencias antes de dar su consentimiento o rechazar el consentimiento. Tenga en cuenta que algunos tratamientos de sus datos personales pueden no requerir su consentimiento, pero tiene derecho a oponerse a dicho tratamiento. Sus preferencias se aplicarán únicamente a este sitio web. Puede cambiar sus preferencias en cualquier momento volviendo a este sitio.

Los anuncios que aparecen en nuestro sitio pueden ser publicados por nuestros socios públicos, y se publican en base a cookies que permiten que las computadoras de los usuarios sean identificadas cada vez que el anuncio parece recopilar información necesaria para mejorar la apariencia del anuncio en función de los intereses anteriores del usuario y su visitas a nuestros sitios. Estos anunciantes, que se consideran terceros en la política de privacidad, siguen dichos datos y estadísticas a través de protocolos de Internet con el fin de mejorar la calidad de sus anuncios y medir su efectividad, y los usuarios pueden deshabilitar el uso de una cookie. Este enlace no les da a los anunciantes una política de uso de estos archivos.

Los anuncios también pueden aparecer en el sitio según el contenido de la publicación, el artículo o la página. Estos anuncios no están relacionados con ningún identificador de enlace de usuario. Son anuncios estáticos que se relacionan principalmente con el tipo de página y pueden ser un enlace, una imagen de un producto o una descripción de un servicio.

El sitio contiene anuncios de Google Adsense. Como recurso externo, Google utiliza cookies para publicar sus anuncios en nuestro sitio. Puede visitar su sitio web para conocer su política publicitaria para obtener más detalles.

Las cookies estrictamente necesarias deben estar habilitadas en todo momento para que podamos guardar sus preferencias para la configuración de cookies.

Si desactiva esta cookie, no podremos guardar sus preferencias. Esto significa que cada vez que visite este sitio web deberá habilitar o deshabilitar las cookies nuevamente.

Este sitio web utiliza Google Analytics para recopilar información anónima, como el número de visitantes al sitio y las páginas más populares.

Mantener esta cookie habilitada nos ayuda a mejorar nuestro sitio web.

¡Habilite primero las cookies estrictamente necesarias para que podamos guardar sus preferencias!

Este sitio web utiliza las siguientes cookies adicionales:

(Enumere las cookies que está utilizando en el sitio web aquí).

¡Habilite primero las cookies estrictamente necesarias para que podamos guardar sus preferencias!


Roma clásica

Augusto había hecho tanto que sus sucesores Tiberio, Calígula y Claudio lo pasaron relativamente bien. Todos contribuyeron a ampliar los límites del imperio y también a embellecer la ciudad de Roma. Repararon los extraños edificios públicos y emprendieron más trabajos en el Tíber, el salvavidas de Roma hacia el mar. Bajo Tiberio, los pretorianos se trasladaron a una gran fortaleza, la Castra Praetoria, que más tarde se incorporó para reforzar las defensas de la ciudad.
Caligola y Claudio propiciaron la construcción de dos nuevos acueductos (el Claudia y el Nuevo Anio), pero por lo demás concentraron su atención en los palacios imperiales y otras residencias. Desafortunadamente, muchos incendios, un fenómeno que ocurría con mucha frecuencia, han destruido muchas de sus construcciones.

Nerón (54-69 d.C.)

Vespasiano (69-79 d.C.)

Vespasiano fue un general de origen simple que, después de sus exitosas campañas en Judea, adquirió el estatus que lo llevó al poder imperial. Vespasiano y sus hijos, conocidos como los Flavios, restauraron la estabilidad en el Imperio y continuaron el programa urbano de renovación inaugurado por Nerón.
Junto con sus hijos también estableció su morada en la Casa Dorada de Nerón, pero uno tras otro, todos los emperadores Vespasianos cambiaron notablemente su aspecto original. Vespasiano celebró su victoria en Judea con tres grandes monumentos a la manera republicana: el Templo de la Paz, el Anfiteatro (Coliseo) y la reconstrucción del Templo de Júpiter en el Capitolio.
El más grande y famoso de estos monumentos es sin duda el Anfiteatro Flavio, planeado por el emperador en el año 72 d. C. sobre el modelo del Teatro de Marcelo.

Este gran monumento se llamó Coliseo por la cercana estatua de bronce de Nerón (el & quotColosso & quot), luego destruida. Es, con mucho, el anfiteatro más grande del mundo romano, con 189 metros de largo, 156 metros de ancho y 48 metros de alto. Cuando estaba intacto, el perímetro exterior medía 545 metros, y se estimó que se necesitaron 100.000 metros cúbicos de travertino, con 300 toneladas de abrazaderas de hierro que sujetaban los bloques.
Se emplearon igualmente grandes cantidades de toba y hormigón con revestimiento de ladrillo en las nervaduras radiales y las bóvedas que sostenían los asientos. Aunque nunca se comparó en escala ni en refinamientos de su estilo arquitectónico, el diseño básico fue emulado por muchos constructores de anfiteatros en todo el Imperio.
Se caracteriza por una forma elíptica, tres pisos arqueados y un nivel superior rematado por Titus. En el interior estaba la arena, un enorme óvalo capaz de manejar gran cantidad de animales y hombres. Los túneles permitieron que los animales y otros artistas entraran directamente bajo tierra.
El público pudo asistir a la actuación tanto desde el exterior, desde uno de los tres niveles de arcadas y un nivel superior, como desde los asientos del interior. Según el calendario de 354 d.C., los asientos podían albergar a 87.000 personas. Como en el teatro, los espectadores iban vestidos y sentados de acuerdo con su condición y profesión.
El monumento albergó una serie de representaciones públicas para entretenimiento del pueblo y del emperador. Los más seguidos y apreciados fueron los combates navales, posibilitados por el llenado de agua de la arena, y los espectáculos de gladiadores, que son luchas entre gladiadores y animales salvajes. Las peleas a menudo se organizaban en escenarios elaborados, con árboles y edificios móviles. Algunas ejecuciones pueden involucrar maquinaria complicada y tortura, otras representaban episodios particularmente horripilantes de la mitología griega o romana.
Los gladiadores eran una mezcla de criminales condenados y prisioneros de guerra, y profesionales de carrera (esclavos, libertos o voluntarios libres). Animals came mainly from Africa and included rhinoceros, hippos, elephants, giraffes, lions, panthers, leopards, and crocodiles. In 75 AD, Vespasian commissioned also his own Forum, as already did before him Caesar and Augustus, where he erected the Temple of the Peace.

Titus (79 - 81 AD)

The most important architectural legacy of the short reign of Titus is the Arch of Titus, erected in 81-2 AD at the point where the road leading up from the Colosseum valley met the Via Sacra. The inscription on the east face is original and reads 'The Senate and People of Rome, to Divus Titus, son of Divus Vespasian, Vespasian Augustus', to celebrate the victorious campaigns of the Emperor in Jerusalem and his early death.
That is why his deified figure appears, riding heavenwards on the back of the eagle, in the centre coffer of the coffering on the underside of the archway. The relieves carved on the archway illustrate two scenes from the triumph that he had celebrated with his father in AD 71, the procession travelling over this very spot on its circuitous route from the Campus Martius to the Capitoline Hill. The scene on the south side shows the procession as it approached the Triumphal Gate at the beginning of the route.
The scene on the north side is dominated by Titus riding in his chariot drawn by four horses, with the goddess Roma holding on to the bridle of the leading horse. Much of the arch, originally constructed entirely of Pentelic marble, has been restored in travertine.

Domitianus (81 &ndash 96 AD)

Nerva (96 &ndash 98 AD)

In AD 97, Nerva inaugurated a new Imperial Forum, the Forum of Nerva. Although inaugurated by him, the forum had been actually built by his predecessor Domitian. At the north end, as in Caesar's and Augustus' forums, there was a temple dedicated to Minerva, one of the Capitoline triad, goddess of both craftsmanship and war, a rival to Mars.
The forum was also known as the Forum Transitorium (the passage-way forum), presumably because, besides forming a vestibule to the buildings on either side, it remained a thoroughfare from end to end, having transformed but not abolished the major street called the Argilentum.

Trajan (98 &ndash 117 AD)

Trajan ruled in exemplary fashion, largely extending the boundaries of the Empire though successful military campaigns. Under him, the Roman Empire reached its widest extent. He personally commanded the campaign in Dacia, beyond the Danube, which brought military glory and huge amounts of new wealth, both to him and to the city.
The new wealth is particularly evident in the large amount of surviving monuments. Trajan completed the projects left unfinished by Domitian, built a huge forum and Basilica, endowed the residents of the Esquiline Hill with the largest Public Baths yet seen in the city, and led in Rome's tenth aqueducts, the Traiana, to serve the Transtiber. The Tiber side docks at the emporium were rebuilt to a new plan as was the harbour at the Tiber mouth.
The complex of buildings erected on the Quirinal Hill belongs to the Trajan's Markets. At the foot of the Market hemicycle runs the basalt-paved street that separated it from the peperino tufa perimeter wall of the Forum. The Forum square was of powerfully triumphal characters. The architect was Apollodorus of Damascus, an accomplished military engineer who had designed a remarkable bridge across the Danube that launched the Dacia (Romania) campaigns.
The two long porticoes, modelled on those in the forum of Augustus, were 112 metres long and 14, 8 metres wide the floor raised three steps of marble above the level in the open square. The square itself was paved in huge blocks of Italian marble. In the centre stood a colossal statue of Trajan, in military dress and on horseback. One side of the square was filled by the great Basilica Ulpia, the central section of which can be seen in the excavation in front of the Column of Trajan, marked by the forest of grey granite columns.
The Forum was the centre of Roman public life. It included a big market, the Basilica Ulpia for the administration of the justice, the Latin and Greek libraries, and the Column of Trajan. This column, that was also the tomb of the Emperor, was a celebration of the military successes of the Roman army under Trajan. His glorious campaign in Dacia is represented on the relief that rises spiral-like all along the column.
The Basilica Ulpia, inaugurated on the same day as the Forum (nowaday famous as Trajan's Forum) in January 112, was the largest that had been yet built in Rome. It was principally used, as the Basilicas Paulli and Julia in the old Roman Forum, to provide prestigious covered space for law courts, but it was also the venue for distributions of imperial largesse, and other official acts of generosity, such as the cancelling of public debts.

Hadrian (117 &ndash 138 AD)

Hadrian's rule also lasted for twenty years and made a major impact both on the empire and the city of Rome. On the imperial front, he retracted some of Trajan's expansions and took the first steps to fix the frontiers (Hadrian's Wall in northern Britain being one).
He travelled a lot, especially through his beloved Greece, and introduced many measures to raise provincial morale and encourage disaffected local aristocracies to aspire to high positions in the imperial system. In Rome there is hardly any part of the city that has not produced evidence of the new building during Hadrian's reign.
This is partly due to the growing prosperity of the city, and partly to the generosity of the Emperor self. He could restore and rebuild many of the projects left unfinished after the great fire, and sponsor the construction of new ones. In 125 AD he rebuilt the Pantheon, one of the most magnificent architectural monuments of the antiquity that stood till today and kept its special atmosphere.
The building owes its survival partly to the fact that during the Middle Age it was converted into a church (St Mary of the Martyrs), but mostly to the extraordinary strength and stability of its construction. The structure comprises two distinct and contrasting parts: the front porch and the circular drum.
The porch belongs firmly to the Classic tradition of monumental entrances, its pedimented front supported on Corinthian columns with monolithic shafts of Egyptian granite and bases and capitals of white Greek marble. Its exterior also once clad in white marble. The architectural choices of this part deeply reflect the esteem and admiration felt by Hadrian towards any form of Greek culture and art.
The design of the Rotunda, on the other hand, although once coated in white stucco to look like a marble building on the outside, comes from the purely Roman world of concrete bath-buildings and palatial halls. He personally sponsored the raising of the ground level and the rebuilding in the central Field of Mars, an extension of Trajan's Forum with the great temple in honour of Trajan and his wife, the equivalent of a new forum on the Velia (Temple of Rome and Venus), and the rebuilding of the adjacent Baths of Titus.
To rival Augustus, he also built a great Mausoleum, and carried out many improvements and extensions to the imperial palaces and other residences around the city. But most of his efforts, in that regard, were addressed to the erection of the great villa outside Rome, Hadrian's Villa, in Tivoli.
The villa was erected following the designs of the emperor self, a skilled amateur architect. His plans reflect the typical architectural tracts of his age, characterised by new departures in forms and materials.
Life-size and larger figurative statuary in huge variety came into vogue, much of the architecture designed specifically to achieve decorative and programmatic effects.

Marcus Aurelius (161 &ndash 180 AD)

Marcus' reign was anything but peaceful. The emperor self was often involved in numerous battles on the northern and eastern frontiers, but despite his absence he evidently felt no need to display his authority in Rome through the erection of glorious buildings.
He celebrated his military victories with the erection of some triumphal arches, and erected a monumental column in association with an altar on the Fields of Mars, in honour of the deification of Antoninus Pius, his adoptive father and precedent Emperor.
But probably the most famous monument linked with the emperor Marcus Aurelius is the equestrian statue dedicated to him. The bronze statue representing the emperor on a horse-back that stood on the centre of the Campidoglio since 1538 is placed on a pedestal in marble of Michelangelo and still represents a potent political symbol to modern Romans.
Now it has been removed from its original position and placed in the Capitoline Museums.

Caracalla (211 &ndash 217 AD)

The emperor Caracalla is known especially for his Baths, the Baths of Caracalla, the most beautiful of Rome. They were the second of the really big imperial thermae of Rome after those of Trajan, capable of accommodating perhaps 10,000 people at once.
Inside there were an Olympic-sized swimming pool, cold hall and hot room all aligned on the central axis, and a series of secondary rooms, including the exercise courts? The principal innovation with respect to the Baths of Trajan was the circular shape of the now vanished caldarium. But besides being the ideal place where to relax and have fun, it was also a place where to exercise the mind.
It included, indeed, a theatre and a library. It was open to every Roman inhabitant, belonging to any social class.

Aurelianus (270 &ndash 275 AD)

The period that followed Caracalla's death was very confused and problematic. While at least eighteen emperors and hordes of usurpers tried their chance, people on the fringes of the empire seized the opportunity to invade. Because of the warlike situation, only few emperors succeeded in holding power for more than a couple of years. One of them was Aurelianus, who reigned five years, from 270 to 275.
Being a period of wars, he was mostly interested in fortifying the frontiers rather than embellishing and enriching the city of Rome. His most famous and lasting work of fortification are the impressive Aurelianic Walls, a 19-kilometres long fortification around the city, to protect it from the barbaric invasions.
The huge circuit of city walls lasted well kept until today and still encloses the 22 quarters of the historic centre of Rome. Aurelian, who came from the Danube region, lived for a while in the Gardens of Sallust, favourite retreat of Vespasian and other earlier emperors that occupied both sides of the valley between the Pincian and the Quirinal Hill.
Around the gardens, the emperors have built a mile-long porticos where he would exercise on horseback, while, in 273, he built a magnificent temple to the oriental sun-god Sol, celebrating a triumph in the old republican fashion, for victories he had won in the East.

Diocletianus (284 &ndash 305 AD)

Diocletian took the historic step of dividing the empire into two big regions, the Western Empire and the Eastern Empire, each ruled by two emperors, helped by two Caesars. This new form of governing is known with the name of tetrarchy (rule of four). Dioclatian transferred his seat to the Eastern Empire.
He visited Rome only once, in 303, to celebrate the twentieth anniversary of his accession, but have ordered the rebuild of these parts of the Roman Forum and the Forum of Caesar that had been seriously damaged by the fire of AD 283, remodelling the space in monumental style.
He also commissioned the construction of a great set of imperial Baths on the Viminal hill, in the present Piazza della Repubblica. In '500, Michelangelo used the tepidarium (the hall with swimming pools with tepid water) to erect the Church of Saint Mary of the Angels.

Visit also the other sections of "Art & Culture in Rome":


Ver el vídeo: Βατικανό Γρηγοριανό Vatican Gregoriano Profano Museum (Agosto 2022).